“Estar en contacto con la naturaleza siempre es un buen psicólogo”